lunes, 5 de noviembre de 2018

¿Cómo se fabrican los tinacos?

Tinacos para proyectos


Un tinaco es un depósito enorme que normalmente se sitúa en las azoteas de las casas o edificios, su misión principal es almacenar agua con el fin de poder dispensarla a las habitaciones del lugar. Su uso es muy común ya que ofrece distintas ventajas y asegura el abastecimiento de agua en el hogar.

Los tinacos se fabrican con medidas de precaución e higiene muy rigurosas, ya que contendrán agua que será consumida por los miembros de la familia, por lo que los estándares de calidad en su fabricación y cuidados de higiene dentro de las fábricas que los producen tienen como objetivo evitar la acumulación de bacterias y moho como resultado del proceso de producción del tinaco.


La técnica de fabricación de los tinacos ha evolucionado con el paso del tiempo. Al inicio eran hechos de concreto, para después de pasar por varios materiales experimentales hasta llegar al polietileno en un proceso llamado rotomoldeo.


El rotomoldeo consiste en introducir un polímero, en este caso el polietileno, en estado líquido o polvo dentro de un molde que al girar en dos ejes perpendiculares entre si, se adhiere a la superficie del molde creando piezas huevas.

El rotomoldeado asegura que el tinaco será construido en una sola pieza sin filtraciones ni grietas, para que pueda contener el líquido y lograr un sellado hermético a la perfección. Este método tiene varias ventajas, como la de poder realizar las piezas de distinto espesor según las necesidades en la zona donde se instalará el tinaco, además no desperdicia material, por lo que se reducen costos de producción, y tiene una gran versatilidad de moldeo, es decir, se pueden obtener piezas de gran tamaño hasta piezas de gran capacidad según las necesidades del cliente.

Si estás en búsqueda de obtener un tinaco para tu hogar, hay cuestiones muy importantes que debes tener en cuenta:


  • Revisa que la garantía sea de por vida: El proveedor debe asegurarte que el tinaco no presentará malfunciones por si mismo a lo largo de su vida útil.

  • Protección antibacterial: Esto es vital para evitar enfermedades en quienes consumen el agua almacenada en el tinaco.

  • Que el material de construcción sea polietileno: El polietileno es el plástico ideal para estos contenedores, otros materiales de fabricación ponen en peligro tu salud.

  • Sellado térmico: El tinaco deberá evitar que entre cualquier partícula y contamine el agua en su interior.
  • Cero fugas: El estado del tinaco debe ser perfecto y no presentar fugas ni filtraciones.
Conoce los mejores tinacos para tus proyectos aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario