jueves, 2 de febrero de 2017

Evita pérdidas, protege cultivos y ganado con agua 100% limpia

Como productor has conocido o sido testigo de cómo las plagas y enfermedades pueden acabar con cosechas completas, entre varios factores que se pueden propagar. Mismo caso ocurre con enfermedades y parásitos que afectan al ganado, que para resolver debemos invertir en medicamentos, consultas de veterinario y el riesgo de perder cabezas mientras se contrarresta un contagio. 


 
La principal recomendación es atacar el problema de raíz, evitando las condiciones en las que se puedan manifestar brotes, plagas y riesgos de salud, se postula el agua como punto fundamental: 
 
-Las fuentes de agua de las que consigues agua pueden estar acarreando múltiples contaminantes, virus, bacterias, y sustancias tóxicas. Haciendo a un lado la práctica de riego con aguas residuales cuyo riesgo es evidente, no hay forma de saber a simple vista si el agua está completamente limpia; para respuestas claras, se pueden mandar muestras a laboratorio para un estudio y realizar pruebas mínimo de forma anual para verificar que no hayan cambios. 
 
-En base a los resultados obtenidos del análisis, se toman medidas según el tipo de problema detectado y el grado de pureza del origen. Sistemas de filtración/purificación, tratamiento de agua, como sistemas independientes o complementos para tanques de almacenamiento. 
 
-Métodos naturales y artificiales para almacenamiento de agua. Ojos de agua, piletas expuestas, incluyendo tanques de acero y aljibes que tengan años de servicio son cómplices en la degradación de la calidad del agua. En el caso de las opciones cerradas, se debe dar periódico mantenimiento; vaciar, limpiar, reparar fugas y aplicar capas de protección. Para seguir utilizando agua de depósitos naturales y de captación, deberá pasar el agua por filtración y almacenar el agua en tanques limpios. 
 
-La alternativa de los tanques de polietileno, para complementar o sustituir modos actuales de almacenamiento. Una vez que se conoce la calidad del agua y se toman las medidas para remover contaminantes, los tanques de polietileno son un perfecto punto de almacenaje. Con paredes resistentes certificadas con grado alimenticio, cuentan además con protección antibacterial y su diseño facilita su limpieza. Los modelos existentes permiten instalaciones fijas o montaje en vehículo para acercarse a los cultivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario