lunes, 9 de enero de 2017

¿CUÁNTO TE CUESTA QUE TU PROYECTO SE RETRASE?



El costo de un proyecto tiene tres variables principales: el tiempo, la calidad y el gasto de inversión.  
Algo urgente siempre será caro y de mala calidad, y algo de mucha calidad probablemente será caro y llevará tiempo. Por mucho que nos esforcemos, esta es una realidad que no podremos evitar. 

La calidad y el costo de inversión es algo que depende mucho de la forma en la que coticemos y la cantidad de experiencia que tenemos haciendo el trabajo encargado, pero el tiempo usualmente se ve afectado por las prácticas que tenemos y nuestra ética de trabajo y sin duda es lo que termina costándonos más dinero. 

En proyectos grandes, donde existe un fuerte costo A+B, los gastos indirectos pueden pegarle muy fuerte a tu cartera y a la del tercero que está proporcionándote sus servicios. 

Si tu obra está siendo financiada, cada día que te retrases los intereses harán que aumente el costo final de tu proyecto, y ni se diga si te ves forzado a hacer modificaciones por culpa de una mala planeación. 

Si los retrasos se juntan con otros problemas de calidad y servicio podrías incluso perder la utilidad del proyecto y hasta tener que sacar de tu bolsillo. 

Si gastar un poco más te permite mantener los plazos o recuperar el tiempo perdido, sin duda valdrá la pena que inviertas ese dinero. 



PRODUCTOS ESPECIALES PARA CONSTRUCTORAS



No hay comentarios:

Publicar un comentario