jueves, 17 de noviembre de 2016

Marcas que te ofrecen la misma calidad por un precio más bajo

Para algunos esto sonará obvio y para otros, contradictorio: ¿cómo va a ser igual de bueno si es más barato?

Lo cierto es que hay marcas pequeñas que se esfuerzan por diseñar productos muy buenos con otros métodos de manufactura que les permiten disminuir los costos de producción y, por ende, presentar un precio más competitivo. Sin embargo, también es verdad que muchas veces te encontrarás con productos que no son lo que aparentan y que terminan costándote más dinero.



La mejor forma de conseguir a lo primero y evitar lo segundo, es seguir dos simples pasos:


1. Pedir la ficha técnica: saber más sobre el producto y la trayectoria de la empresa es vital para asegurarte que tu dinero está siendo bien invertido. Una ficha técnica comprobada y aprobada es lo primero que debes ver si estás siquiera considerando moverte a otro marca de producto.

2. Solicitar demostraciones y muestras: la ventaja de trabajar con una empresa pequeña es que está ansiosa por demostrarte lo que puede hacer, por lo que siempre estarán dispuestos a darte este servicio, incluso comparando su producto con el de alguna marca reconocida. Te sorprenderás al ver de lo que son capaces algunas de ellas.


Después de todo, será tu propia experiencia la que dirá si tuviste razón al apostarle a un nuevo proveedor o no, pero aunque puede ser que te equivoques, no debes tener miedo a buscar otras opciones que te ayuden a ofrecer un servicio igual o mejor, pero más barato.








No hay comentarios:

Publicar un comentario