jueves, 17 de noviembre de 2016

¿Ahorrar o no ahorrar? He ahí el dilema.

La mejor forma de hacer dinero al construir es minimizando el costo de operación sin afectar el resultado final de la obra. Una buena administración y una cotización bien hecha de los materiales de construcción pueden hacerte ahorrar hasta el 25% de tu presupuesto inicial.



Eso suena genial, ¿no es así? y no es tan difícil de conseguir como crees. Hay varias estrategias y cosas muy sencillas que puedes hacer para sacar el mayor provecho de tus materiales, como por ejemplo:

1. Gastar cuando hay que gastar. Hay que saber cuándo ser generoso con el presupuesto: a veces estamos tan obsesionados con bajar el costo que empezamos a cortar esquinas de sitios que deben ser cuadrados. ¡Mucho cuidado! Presupuestar un poco más de dinero en herramientas y materiales de calidad a la larga te ayudará a evitar problemas innecesarios que sin duda te costarán mucho más tiempo y dinero.

2. Trabajar siempre con medidas universales. Un tema sencillo que se puede tornar complicado. Planea las medidas del proyecto siempre de acuerdo a los estándares universales. Cada vez que tienes que cortar una pieza o modificar el plan original tu costo de operación aumenta y el uso de tus materiales es menos efectivo.

3. No sólo se ahorra en material. Recordar que el verdadero ahorro continúa incluso después que compraste los materiales: de nada te sirve haber ahorrado mucho o poco si algunas malas prácticas en tus procesos de trabajo te producen desperdicios.

4. Hacer las cosas bien a la primera. Ya te lo decía tu sabia madre. Muchas veces, los tiempos de trabajo y las fechas de entrega hacen que olvidemos que la calidad es más importante que la velocidad. Un muro mal hecho es un muro que se tiene que rehacer, lo cual también puede dar una imagen negativa frente a nuestro cliente y provocar que perdamos posibles proyectos en el futuro.

Ahorrar en materiales de construcción está más relacionado con tener buenas prácticas de trabajo que jugar con los números. Al final del día, un trabajo bien hecho siempre resultará más barato y aún más redituable.







No hay comentarios:

Publicar un comentario