miércoles, 24 de mayo de 2017

Cisterna Aquaplas - 5 Tips para su instalación

5 tips para instalar cisterna aquaplas

Optar por las cisternas Aquaplas es una decisión fácil de hacer, debido a que mantienen altos niveles de calidad en su construcción y diseño, además de ser prácticas para su mantenimiento. Si eres de las personas que ya adquirió su nueva cisterna Aquaplas, tenemos para ti algunas recomendaciones que al momento de instalar ayudarán a que su vida útil y funcionamiento sean óptimos:

- Prestar atención al tipo de suelo en el que se pondrá, ya que la preparación es distinta según las características dinámicas del suelo (% de expansión). Una prueba a realizar para comprobar la expansión según el tipo de terreno:

a) Tomar tierra del lugar y llenar un vaso o frasco transparente. La cantidad debe llenar 3 cm del recipiente.
b) Vaciar agua en el recipiente, hasta casi llenar por completo. Mezcle bien con la tierra.
c) Se deja reposar la mezcla durante una hora.
d) Medir el nivel de la tierra de nuevo; esto nos indicará el potencial de expansión que tendrá la tierra junto a la cisterna, medido en porcentaje. Según el resultado podemos comparar con una tabla de expansión:

5 tips para instalar cisterna aquaplas - tabla


- La excavación debe permitir que la altura de la cisterna sea totalmente cubierta una vez que se ponga el relleno, quedando así oculta bajo tierra. Como medidas de referencia, se aumentan de 20 a 25 cm a las dimensiones de profundidad y diámetro de la cisterna.

- El ángulo de excavación se hará dependiendo del tipo de tierra circundante:
a) 60 a 75 grados para terrenos estables.
b) 45 a 60 grados para terrenos blandos o inestables.
c) 90 grados para suelo rocoso.

- Antes de instalar la cisterna, se debe preparar una base que la apoye. Dicha base puede hacerse con una plantilla de concreto, de 10 cm de espesor como mínimo para proteger el tanque de piedras y objetos punzantes.

- Repellar las paredes con el fin de proteger la cisterna de posibles movimientos que la aplasten. Un repellado recomendado es de 3 cm de espesor, con una mezcla de un bote de cemento por tres de arena. Se fija el repellado utilizando una malla de gallinero con anclaje de tramos de varilla cada 50 cm, buscando que se cubra el perímetro hasta los hombros de la cisterna.

- El posicionar la cisterna debe hacerse sin improvisar. Para evitar lesiones y golpes accidentales al tanque, se recomienda conseguir una polea para el trabajo y asegurarse que se encuentra en el justo centro de la excavación preparada.

- Una vez en posición, llenar la cisterna de agua hasta el cuello. Con esto se evitarán deformaciones por la presión de la tierra y el tanque estará en su expansión promedio.

- Utilizar la tierra de la excavación para rellenar de vuelta y cubrir la cisterna hasta los hombros. Se recomienda cada 20 cm apisonar la tierra para asegurar que esté bien compactada.



miércoles, 10 de mayo de 2017

5 razones por las que debes conocer marcas de tinacos



Utilizar materiales de calidad en la construcción de una vivienda es de gran importancia porque la hace más segura y cómoda para quienes habitarán en ella.

Por esta razón, es crucial cuidar qué ladrillos, varillas y concreto se emplearán para levantarla. Sin embargo, un elemento que no debe ser dejado de lado es la calidad del tinaco que se colocará.

El agua es esencial para la vida humana, y contar con agua corriente y potable en una vivienda es un elemento básico. Para lograr esto, la elección de un tinaco correcto en el que se almacene el agua destinada para el consumo humano es algo que los constructores deben tener como prioridad.

Para tomar una decisión adecuada sobre qué tinaco es el mejor para una determinada construcción, es necesario conocer algunas de las principales marcas disponibles en México. Presentamos cinco razones por las que debes estar familiarizado con estas marcas.

1. La marca da servicio personalizado
Algunas de las principales marcas de tinacos en México son Aquaplas, Rotoplas, Cemix, Puriplas y Citijal. Antes de decidir comprar un tinaco por su reconocimiento de marca (Rotoplas), es útil revisar qué proveedor puede adaptarse a lo que tu proyecto necesita. Uno de los factores a considerar al tomar la decisión de adquirir determinado tinaco es que el vendedor pueda garantizar tu satisfacción y que su producto sea justo lo que necesitas para terminar tu proyecto de construcción de manera profesional (Aquaplas).

2. La marca ofrece buenos precios
Las marcas que revisamos ofrecen productos similares, pero los precios de los tinacos varían, dependiendo del proveedor y magnitud del proyecto, entre $1,398 hasta $1,925, mientras que Aquaplas, por esos mismos productos, ofrece precios que oscilan entre $1,115 y $1,288.

3. La marca tiene una buena relación costo-beneficio
El precio no lo es todo. Aquí es útil analizar la capacidad del tinaco, los materiales de fabricación, la calidad de la instalación, duración, etcétera. Aquaplas ofrece garantía de por vida en sus tinacos, mientras que, por ejemplo, Puriplas ofrece sólo 7 años. Además, Aquaplas no sólo ofrece materiales de calidad, al igual que Rotoplas, sino que incorpora una capa antibacterial a sus tinacos, por lo que es muy útil en la reducción de enfermedades, y aditivos especiales que los hacen resistentes a la luz ultravioleta, lo que evita la producción de lama.

4. La marca entrega de manera rápida
Para no retrasar tiempos de entregas y la conclusión de un proyecto de construcción, hay que asegurarse que el proveedor de tinacos entregue de manera rápida y que haga frente a los compromisos y pedidos de los clientes.

Aquaplas, al tener varias plantas distribuidas por toda la geografía nacional, puede garantizar la rapidez y eficiencia en los tiempos de entrega. Aquaplas, que tiene años de ofrecer servicios profesionales en el ramo de los tinacos y otros materiales, cuenta con la capacidad de asumir compromisos de entrega y de distribuir sus pedidos de manera rápida y eficiente, por lo que objetivamente es una de las mejores opciones del mercado.

5. Encuentra un buen distribuidor de las mejores marcas de tinacos
La mayoría de las mejores marcas del mercado de tinacos en México no venden directamente al consumidor final, sino que cuentan con el apoyo de otros canales de distribución, es decir, de distintas empresas. Para hacer frente a esta situación, los constructores deben asegurarse que el distribuidor que finalmente contraten tenga suficiente experiencia en conocimiento de proyectos, buena atención al consumidor, rapidez y eficiencia en el tiempo de entrega y presencia en distintos puntos de la República.

Utiliza material de calidad en tu proyecto



Todos conocen las imágenes del sismo que azotó a la Ciudad de México y a otras partes de la República en septiembre de 1985. A más de 30 años del trágico suceso, las escenas de edificios colapsados y las historias de muertes trágicas, como las de las costureras de Calzada de Tlalpan o las de los bebés del Hospital Juárez, siguen poblando la conciencia nacional.

Por desgracia, la ubicación de México significa que los sismos son un peligro latente para quienes habitan el país. Esto significa que los movimientos telúricos deben ser tomados en cuenta a la hora de planear obras de infraestructura, en especial si se trata de viviendas.

Una de las primeras cosas que se debe considerar al emprender un proyecto de construcción, ya sea que se trate de una importante vialidad o de una sencilla vivienda, es el material que será utilizado porque de éste depende la estabilidad de la estructura.

Sin importar cuál sea el material de mala calidad que se emplee (ladrillos, varillas, cemento, etcétera), la simple presencia de este elemento convierte a una vivienda, por ejemplo, en una construcción inestable y vulnerable a eventos como los sismos. Por decirlo de manera más sencilla, construir algo con materiales malos es inseguro a futuro.

Pero los sismos no son el único problema a considerar. Según investigaciones hechas recientemente en la Universidad Iberoamericana, utilizar materiales de mala calidad en las construcciones (barnices, pinturas, tinacos, selladores…) también puede provocar que algunas personas desarrollen mareos, alergias, enfermedades respiratorias y padecimientos crónicos.

A este tipo de problemática, conocida como “síndrome del edificio enfermo”, y a la de los sismos, se le puede sumar una más: la contaminación ambiental. Edificios construidos con materiales y diseño pobres causan el 60 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono a la atmosfera, lo que, en buena medida, contribuye al fenómeno del cambio climático.

Al utilizar materiales de calidad, los constructores ofrecen varios beneficios a quienes van a adquirir una vivienda. En primer lugar, dan mayor seguridad para hacer frente a los movimientos telúricos que con frecuencia se presentan en México; contribuyen a la tranquilidad y buena salud de las personas que están invirtiendo en su desarrollo, y, finalmente, reducen su marca en el impacto negativo al medio ambiente.

A nivel nacional existen proveedores de materias primas e insumos de calidad que permitirán que las construcciones puedan ofrecer estos tres beneficios. Además, ¿quién no quiere vivir en un edificio o casa eco-friendly?

¿Tiempos malos para la construcción en México?




La población en México aumenta de manera constante cada año. Las granes zonas metropolitanas de nuestro país –Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey, Puebla, Juárez, Tijuana…- se expanden en área para poder albergar a quienes desean habitar en ellas, y el gobierno federal, como consecuencia, pone en marcha una serie de programas que incentivan la construcción de viviendas.

A pesar de esta realidad, 2017 “representará una gran dificultad”, para la industria de la construcción, según declaraciones que hizo Gustavo Arballo, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción.

Según datos publicados este año por el diario El Economista en el último trimestre del año pasado, en 2017 la industria de la construcción presentará un crecimiento de entre 1.5% y 2%, menor al 3% que se había proyectado con anterioridad. Esto hace suponer que el año en curso será malo y difícil para la construcción.

De cara a estas cifras, que representan una desaceleración respecto al año 2015, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), firmó un convenio con una institución bancaria que permitirá el desarrollo del sector. El propósito del acuerdo es la obtención de créditos, es decir, nuevas opciones de financiamiento para los constructores, que se podrán emplear en distintos proyectos de infraestructura: hidráulicos, obras privadas, carreteras, etcétera.

Durante el sexenio de Peña Nieto, el gobierno federal anunció una serie de medidas diseñadas para impulsar la construcción de viviendas, las cuales detonarían una inversión de 370 mil millones de pesos, con el propósito de ayudar a las familias que tienen ingresos bajos.

El Programa Nacional de Infraestructura, sin embargo, está limitado a la consecución de los objetivos de la presente administración federal, por lo que está elaborado con vista en 2018, aunque hay proyectos, como el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, que están pensando a largo plazo.

Arballo reconoció que México, y su economía, no pueden estancarse en 2018, sino que se debe pensar a futuro. Según información recogida en El Financiero, se está planeando la elaboración de un documento que ayude a tener una mejor planeación en obras que contribuya a dejar en claro que el compromiso del sector de la construcción no es con determinada administración federal, sino con el país.

Una de las cosas que se pretende poner en marcha para incentivar el sector de la construcción es “buscar recursos de la banca de desarrollo mundial para generar un fondo de infraestructura adicional”. Lo que afirmó el presidente de la CMIC es que hay dinero del sector privado que puede sustituir, en parte, la falta de recursos que aportan las instancias gubernamentales.

martes, 25 de abril de 2017

Diseño de redes Hidráulicas



El acceso al agua potable es uno de los derechos fundamentales del ser humano, de ahí la importancia de su eficiente distribución. Para garantizar que la población recibe agua de forma constante y sin contaminarse, el diseño de la red es determinante, por ello la

Organización Panamericana de la Salud ha establecido, entre otros, los siguientes criterios a considerar en su diseño:

  • Horarios de uso – Diseñar la red para el caudal máximo horario.
  • Zona – Identificar dónde hay construcciones domiciliarias, públicas, comerciales e industriales, entre otros elementos.
  • Vías - Considerar el tipo de terreno y las características de la capa de rodadura.
  • Aguas negras - Las tuberías de agua potable deben ir por encima del alcantarillado de aguas negras (a 1,00 m horizontalmente y 0,30 m verticalmente). Evitar su contacto con líneas de gas, poliductos, teléfonos, cables u otras.
  • Presión del agua - Debe ser suficiente para que el agua pueda llegar hasta las viviendas más alejadas del sistema, que no origine consumos excesivos y no produzca daños a la red.
  • Velocidad - Debe garantizar la autolimpieza del sistema (rango de 0,5–1,00 m/s).
  • Materiales – Las tuberías deben se resistentes a la corrosión, esfuerzos mecánicos, presiones, golpes y deben tener una vida útil según lo previsto para el proyecto.
  • Válvulas – Determinar la ubicación y cantidad de válvulas para aislar un tramo de la red, purgar lodos o reducir la presión del agua.


Ya en las viviendas, la calidad del agua se puede preservar al utilizar tinacos y cisternas Aquaplas. 

Los tinacos cuentan con tapaderas de rosca, completamente herméticas, así como recubrimientos que impiden el paso de la luz ultravioleta, de manera que se evita la formación de bacterias en el agua.

Por su parte, las cisternas están hechas de polietileno de alta resistencia que impide las filtraciones al subsuelo. 

Su calidad, durabilidad y bajo costo son la mejor opción para tus proyectos. Conoce las diferentes soluciones en Cisternas para agua dando clic aquí.



Ciudades Prósperas


Productividad, desarrollo de infraestructura urbana, calidad de vida, equidad e inclusión social, sostenibilidad ambiental, así como gobernanza y legislación urbana. Estos son los seis indicadores que desde el año pasado se evalúan en 153 ciudades de México.

El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) y el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Hábitat) comenzaron así su colaboración para la creación del Índice de Ciudades Prósperas (ICP, por sus siglas en inglés).

El objetivo de este índice es llamar la atención sobre aspectos que aportan cierto nivel de bienestar y calidad de vida a la población. La información que arroja este estudio sirve para detectar aquellos aspectos que se han dejado de lado y, por lo tanto, que evitan el desarrollo próspero de la sociedad.

Los resultados obtenidos permitirán planear y tomar decisiones en torno al mejoramiento de la calidad de vida de los mexicanos, relativa a los espacios que habitan, el diseño de las urbes y cómo se mueven en su ciudad.

Visibilizar el estado en el que se encuentra cada ciudad es primordial, si realmente se busca mejorar. Por ello, el primer estudio realizado en México en 2016 incluyó 153 ciudades, equivalentes al 93% de la población urbana. Para este año se incorporarán otras 153 más.

Hoy se apuesta al desarrollo de vivienda como la pieza clave para el desarrollo sostenible de México. Al respecto, Joan Clos, director Ejecutivo de ONU-Hábitat expresa: “El proyecto de urbanización no es una lista de problemas a resolver, sino una estrategia de prosperidad urbana”.

De esta manera, a partir de este año se espera un mayor impulso a los desarrollos habitacionales de calidad, bien planeados, bien construidos y bien ubicados.







Calidad Vs Cantidad



Si el dinero no fuera una limitante y te ofrecieran una casa de 34 o 40 m2, a las afueras de la ciudad, donde no hay hospitales, escuelas o comercios cercanos, ni pasara por ahí transporte público, ¿la comprarías?

Esa es la oferta que en general se ha hecho para el sector más vulnerable de la población mexicana. Casas mal construidas, con materiales de baja calidad, o en el mejor de los casos, ubicadas lejos de todo, obligando a sus habitantes a incurrir en gastos mayores para acercarse a la zona donde realizan sus actividades productivas y de esparcimiento.

En México sí hay créditos y “facilidades” para adquirir una casa. Tan solo el Infonavit ha otorgado en lo que va del año 113,798 créditos y desde 1972 ha dado 9’471,884. A esto se suman los créditos que otorgan otras instituciones como Fovissste. Además, durante 2017 se prevé construir 400 mil viviendas. Sin embargo, estos alcances parecen obedecer solamente al interés de fomentar tanto la inversión como el empleo que esta industria genera, equivalente al 6% del PIB nacional.

Una vivienda digna –bien ubicada y con servicios urbanos- “parece estar negada para quienes no tienen una casa y cuyos ingresos son mínimos”, menciona el arquitecto Antonio Toca, y en contraste destaca, como garbanzo de a libra, la labor realizada por su colega Enrique Ortiz en la promoción de la construcción de vivienda que realmente considera las necesidades y posibilidades económicas del sector social más desfavorecido. Incluso, sus iniciativas han impulsado la construcción mediante cooperativas, con la opinión y mano de obra de los futuros habitantes.

Recientemente, un ejemplo de esfuerzos que priorizan la construcción con calidad es el Programa Mejoramiento Barrial y Comunitario, por el cual el Gobierno de la Ciudad de México recibió el premio “Eduardo Campos”, por parte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Este programa ha ejecutado más de 5 mil proyectos de recuperación de espacios que están en precarias condiciones urbanas, así como la creación de espacios comunes como ciclovías, foros culturales, centros laborales y de capacitación, e iniciativas de preservación del medio ambiente.

Una casa pensada en una infraestructura urbana, como la que se plantea en CDMX, que permite crear comunidad, cohesión social y participación es el tipo de esfuerzos que realmente crean bienestar social a largo plazo, más allá de construir por reactivar una economía de forma inmediata.